eCommerce

Creamos tiendas online que sean tu mejor vendedor, que seduzca, resuelva las dudas del comprador y termine con una venta.

Tu web es el mejor escaparate de tu empresa, en la gran mayoría de los casos es lo primero que ven tus clientes. Hay una máxima en marketing que siempre funciona: cuantos más canales de venta más venderás. La suma de ambos canales, presencial y online, siempre será superior a un solo canal. Además, se da la sinergia entre canales, el presencial ayuda al online y viceversa. Porque el cliente ya es multicanal, utiliza ambos canales, de esta forma esta sinergia aumenta las ventas y el posicionamiento de marca.

Si tu diseño y desarrollo no tiene una buena usabilidad y diseño, no sólo van a cuestionar la calidad de tu producto, sino que también van a empezar a cuestionar tu credibilidad como vendedor.

ara llegar a la venta, nos basamos en la facilidad de uso, un mensaje persuasivo y un diseño atractivo.

Necesitamos que el cliente se sienta bien en nuestra tienda online, por eso este es el primero en eCommerce.

Desde el diseño responsive para móviles y tablets hasta la forma en la que destacas los productos y las ofertas o el hecho de no obligar a clientes a pasearse por cientos de categorías en el menú porque a ti te viene mejor clasificar los productos así, son muchos los errores de diseño que pueden cometerse.

Al cliente es ayudarle a comprar sin procesos farragosos de checkout o darle la posibilidad de un checkout express sin registrarse si no quiere.

El SEO es un trabajo diario. No se posiciona una web y ya está. El posicionamiento cambia hora a hora, minuto a minuto, y monitorearlo es imprescindible para que tu tienda online tenga visitas, porque sin visitas no hay ventas.

La presencia en redes sociales es fundamental para que tu eCommerce alcance difusión y los clientes se acostumbren a oír hablar de tu marca. Para eso necesitas un social media plan que incluya una estrategia de contenidos.

Una tienda online necesita horas cada día, tanto para la administración como para atender a clientes, preparar pedidos, emitir facturas y todas y cada una de las tareas administrativas normales de una tienda, además de horas a las redes sociales, al seguimiento y análisis de resultados, a escribir en el blog, a diseñar ofertas y promociones, a revisar tu publicidad online….