Ciberseguridad

¿De qué se trata la ciberseguridad?

Un enfoque exitoso de ciberseguridad tiene múltiples capas de protección repartidas en las computadoras, redes, programas o datos que uno pretende mantener a salvo. En una organización, las personas, los procesos y la tecnología deben complementarse entre sí para crear una defensa efectiva contra los ciberataques. Un sistema unificado de gestión de amenazas puede automatizar integraciones con productos seleccionados y acelerar funciones clave de operaciones de seguridad: detección, investigación y recuperación.

Personas

Los usuarios deben comprender y cumplir con los principios básicos de seguridad de datos, como elegir contraseñas seguras, desconfiar de los archivos adjuntos en el correo electrónico y realizar copias de seguridad de los datos.

Procesos

Las organizaciones deben tener un marco de trabajo para tratar los ciberataques intentados y exitosos. Un marco respetado puede guiarlo. Explica cómo puede identificar ataques, proteger sistemas, detectar y responder a amenazas, y recuperarse de ataques exitosos.

Tecnología

La tecnología es esencial para brindar a las organizaciones e individuos las herramientas de seguridad informática necesarias para protegerse de los ataques cibernéticos. Se deben proteger tres entidades principales: dispositivos de punto final como computadoras, dispositivos inteligentes y enrutadores; redes; y la nube La tecnología común utilizada para proteger estas entidades incluye firewalls de próxima generación, filtrado de DNS, protección contra malware, software antivirus y soluciones de seguridad de correo electrónico.

¿Por qué es importante la ciberseguridad?

En el mundo conectado de hoy, todos se benefician de los programas avanzados de defensa cibernética. A nivel individual, un ataque de ciberseguridad puede resultar en todo, desde robo de identidad, intentos de extorsión, hasta la pérdida de datos importantes, como fotos familiares. Todos confían en infraestructura crítica como plantas de energía, hospitales y compañías de servicios financieros. Asegurar estas y otras organizaciones es esencial para mantener nuestra sociedad funcionando.

Todos también se benefician del trabajo de los investigadores de amenazas cibernéticas, como el equipo de 250 investigadores de amenazas en Talos, que investigan nuevas y emergentes amenazas y estrategias de ataque cibernético.

Revelan nuevas vulnerabilidades, educan al público sobre la importancia de la ciberseguridad y fortalecen las herramientas de código abierto. Su trabajo hace que Internet sea más seguro para todos.